Alimentación para una vida sana

La relación entre la alimentación y la salud ha sido un área de constante exploración, especialmente en el contexto del tratamiento del cáncer. Diversas corrientes en la medicina integrativa han arrojado luz sobre el papel fundamental que desempeña la nutrición en la prevención y apoyo durante el tratamiento de esta enfermedad. En este artículo, exploraremos tres perspectivas clave: "El Estudio de China" de Colin Campbell, la Terapia Gerson y la visión de Hiromi Shinya en "La Enzima Prodigiosa".

Alimentación en tratamiento de cáncer de Alberto Martí Bosh

Alberto Martí Bosch es un especialista español en medicina biológica, homeopatía y nutrición ortomolecular. Este reconocido personaje del entorno médico español europeo y mundial, ha desarrollado proyectos muy interesantes en pro de la lucha contra el cáncer y la fundamentación de terapias sanadoras y salvadoras de vidas.

Este gran profesional proveniente de la hermosa ciudad de Pamplona, desarrolla un concepto de alimentación ideal para combatir con los fulminantes síntomas del cáncer; él expone que para actuar y aminorar este grave padecimiento hay que mantener un excelente hábito alimenticio, como por ejemplo el consumo de verduras y frutas en buena cantidad, estos alimentos cumplen una función anti oxidante que ayuda a eliminar progresivamente las diferentes toxinas presentes en el organismo.

«El Estudio de China» de Colin Campbell

Colin Campbell, a través de su influyente obra «El Estudio de China», examina las conexiones entre la alimentación y la salud. Este estudio exhaustivo, basado en décadas de investigación, destaca cómo las dietas basadas en alimentos de origen vegetal pueden tener un impacto significativo en la prevención y el tratamiento del cáncer. La incorporación de alimentos integrales y la reducción de la ingesta de productos de origen animal son señaladas como estrategias fundamentales.

Terapia Gerson: Nutrición para la Curación

La Terapia Gerson, desarrollada por el Dr. Max Gerson en la década de 1920, se centra en el concepto de que cada quien tiene el poder de curarse a sí mismo y utiliza métodos no tóxicos, incluyendo alimentos orgánicos, jugos, desintoxicación y suplementos para activar este potencial curativo.

De acuerdo a lo declarado por el Instituto Gerson, una organización sin fines de lucro:

«La Terapia Gerson es un poderoso tratamiento natural que estimula el sistema inmunológico del cuerpo para curar el cáncer, artritis, enfermedades cardiacas, alergias y muchas otras enfermedades degenerativas. Un aspecto de la Terapia Gerson que lo diferencia de la mayoría de los otros métodos de tratamiento es su naturaleza universal.

Una gran cantidad de nutrientes de trece jugos orgánicos naturales se consumen cada día, lo que proporciona a su cuerpo una súper dosis de enzimas, minerales y nutrientes. Entonces, estas sustancias descomponen el tejido enfermo en el cuerpo, mientras que los enemas ayudan a eliminar la acumulación de toxinas de toda la vida en el hígado. Con su enfoque de curación de todo el cuerpo, la Terapia Gerson reactiva de forma natural la magnífica capacidad de su cuerpo de curarse a sí mismo – sin efectos secundarios dañinos.»

Hiromi Shinya y «La Enzima Prodigiosa»

La dieta o estilo de vida que aconseja Shinya, debe estar basada en alimentos que contengan muchas enzimas (alimentos buenos). Los mejores alimentos son los que «crecen en una tierra fértil, rica en minerales, sin uso de agroquímicos y fertilizantes» , y que se comen «inmediatamente después de ser cosechados».

«Cuantos más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescados más enzimas tendrán». Y en cuanto al cocinado, Shinya no lo prohíbe, pero sí recomienda no utilizar altas temperaturas que fulminarían las enzimas.

Otro ingrediente básico en una dieta sana, sería según este libro, la llamada «agua buena» que evidentemente no es la del grifo, sino la mineral o la tratada. El médico japonés confiesa que el beber tres vasos al despertarse, otros tres vasos una hora antes de las comidas y dos una hora antes de irse a la cama.

Prohíbe absolutamente la leche y más aún la margarina («tírala, si la tienes en la nevera») por razones un tanto complejas que explica en el libro. En cuanto a lo que sí podemos comer, debe distribuirse del siguiente modo:

  • Del 85 al 90% de alimentos vegetales.
  • Del 10 al 15% de proteínas animales(mejor pescado que carne y mejor pescados pequeños porque los grandes contienen mercurio).

Y por último, pero no menos importante, masticar cada bocado de 30 a 70 veces, ayuda a la absorción eficiente de la comida, nos sacia antes y en definitiva, evita comer en exceso.

Estas perspectivas, provenientes de estudios científicos y terapias alternativas, subrayan la importancia de la alimentación en el tratamiento del cáncer. Si bien cada enfoque tiene sus particularidades, hay un consenso general en la promoción de una dieta rica en nutrientes, basada en alimentos integrales y centrada en vegetales. La medicina integrativa nos recuerda que la nutrición no solo es esencial para mantener la salud, sino que también puede ser un componente valioso en el abordaje integral del cáncer. Al considerar estas perspectivas, podemos avanzar hacia un enfoque más completo y personalizado en el tratamiento oncológico.

 

ozono terapia

ozono terapia

Deja un comentario

Acerca de nosotros

Nuestra clínica ofrece un innovador sistema de atención médica integral y continua que combina la sabiduría de la naturaleza con el conocimiento y la experiencia científica en procedimientos vanguardistas, todo ello enfocado en tu bienestar integral.

Últimas noticias

Síguenos

Conéctate a nuestro Newsletter

Conoce nuestras políticas de privacidad